Truco para limpiar moquetas con facilidad

Truco para limpiar moquetas con facilidad

Las moquetas hacen tu hogar más confortable pero pueden acumular mucha suciedad por lo que es imprescindible aprender a limpiar bien la moqueta. Te lo contamos a continuación.
Quitarse los zapatos es la solución que muchas personas encuentran para mantenerlas limpias. Otras prefieren ser menos exigentes y soportar las consecuencias. En todo caso, tendrás que pasar regularmente la aspiradora y atacar con un producto de limpieza específico en caso de que tengas una mancha.

Dependiendo del tipo de mancha, puedes aplicar el producto directamente sobre las manchas o bien disolver en agua y aplicar sobre la superficie a limpiar. Nosotros siempre recomendamos que primero optemos por lo segundo, pero si aún así no se quita la mancha puedes aplicarlo directamente.

El amoníaco es el perfecto aliado para la limpieza en general, siendo ideal para la limpieza de manchas rebeldes, casi imposibles de eliminar con cualquier otro producto. Asimismo, es muy utilizado para limpiar moquetas, aunque con sumo cuidado y tomando sus pertinentes precauciones.

Pasos a seguir:

En primer lugar, para saber cómo limpiar una moqueta con amoniaco es imprescindible recordarte que, pese a todos sus beneficios para la limpieza, el amoniaco debe utilizarse con mucha cautela ya que es muy tóxico.
Por supuesto, debe guardarse en un lugar que no alcancen los pequeños de la casa y evitar su inhalación y el contacto directo con la piel. Utiliza siempre guantes cuando lo uses y, una vez tengas la cantidad que precises, cierra inmediatamente el envase.
Antes de llevar a cabo la limpieza debes probar las mezclas en una pequeña parte de la moqueta. Aunque es poco probable que suceda, quizás tu moqueta no resiste bien el amoniaco y más vale ser previsor. En caso de que compruebes que este producto no es beneficioso para tu moqueta, tendrás que buscar otras formas de limpiar tu moqueta
El amoníaco puede utilizarse tanto para quitar manchas como para mantener la mopueta en buen estado. Si se trata de una mancha rebelde -sobre todo es muy recomendable para el barro-, debemos mezclar tres partes de agua caliente con una de amoníaco.
A continuación, tenemos que aplicar la mezcla sobre la parte manchada con la ayuda de un cepillo de cerdas y frotar hasta que desaparezca. Verás que no tendrás que frotar demasiado ya que actúa muy rápido.
En el caso de que quieras limpiar la moqueta entera te proponemos un preparado muy fácil de hacer (las cantidades están calculadas para una alfombra de grandes dimensiones): mezcla, en un cubo de agua caliente, un chorro de detergente líquido para limpiar los platos y un vaso de amoníaco.
Reparte toda la mezcla por la moqueta con la ayuda del cepillo de cerdas, frotando con más ahínco en las zonas que hayan acumulado más suciedad y en las esquinas donde suele acumularse el polvo. Una vez terminado, ventila lo máximo posible, con las ventanas abiertas.

En cualquier otro caso, en LIMPIEZAS CLYMA, disponemos de maquinaria de inyección extracción que cuida tu moqueta a la vez que la limpia y desinfecta.

Limpieza del hogar con mascotas

Limpiezas CLYMA va a darte algunas recomendaciones para mantener la casa limpia y sin olores. Que exista una convivencia perfecta con nuestros perros, gatos, etc…

ASPIRAR LOS SUELOS Y OTRAS SUPERFICIES

Sin duda uno de los problemas más comunes con el que nos encontramos es la acumulación de pelos de perros y gatos. Se forman bolas de pelusa, y sobre todo se nos cuelan por los bajos de muebles, sofás, etc…..
Es aconsejable barrer con asiduidad y cada cierto tiempo aspirar a conciencia el suelo y otras superficies. Los sofás por ejemplo, suelen ser otro de los focos donde se acumula el pelo. Y es que pese a que nuestros gatos o perros tengan su cuna, la comodidad del sofá hace que no puedan evitar subirse a el.

ELIMINAR ALGUNOS ELEMENTOS QUE SEAN FOCO DE SUCIEDAD

Un ejemplo muy sencillo. Las alfombras. Pueden ser un elemento muy decorativo en el hogar, pero en una casa con perros, gatos o cualquier otro tipo de animal, la alfombra es un foco de suciedad. Además los gatos pueden utilizar la alfombra para afilar sus uñas.

OLORES

Sin duda en una casa con animales, hay que mantener a raya los olores. Por un lado deberemos cuidar la limpieza de nuestra mascota, ya sea llevándolos a una peluquería canina, o limpiándolos nosotros mismos. Un buen lavado y mantener siempre el pelo lo más cuidado posible, nos puede ahorrar problemas de limpieza. Antes que la limpieza del piso, deberemos cuidar la limpieza de nuestra mascota. Esto nos facilitará mucho el mantener limpio y sin olores el hogar.
Además existen productos especiales para perfumar el hogar y neutralizar los olores de nuestras mascotas. Solo tienes que acercarte a un establecimiento especializado dónde te podrán aconsejar que producto o perfume utilizar.
También de buena mañana será necesario airear bien la casa, abriendo las ventanas y permitiendo que entre el ambiente de la calle.

TENER ORDENADOS LOS UTENSILIOS DE LOS ANIMALES

Deberemos también tener bien organizado y en un lugar especial, a ser posible aireado todos los utensilios que utillizamos con nuestras mascotas. Comida, utensilios para el cuidado y limpieza del animal, juguetes, etc…..
Los perros a no ser que sean cachorros hacen sus necesidades en la calle, pero los gatos lo normal es que no salgan del hogar y por tanto deberemos tener su propio baño dónde harán sus necesidades. Por tanto tendremos que tener el máximo cuidado en mantener siempre limpia la caja de arena o piedras perfumadas. De esta manera eliminaremos los malos olores y posibles focos de suciedad e infección.
Para los perros cachorros, existen empapadores especiales donde deberemos enseñarles a hacer sus necesidades, hasta que consigamos que las hagan en la calle.

CASOS ESPECIALES

Cada cierto tiempo podemos encontrarnos con ciertos desastres puntuales como vomitos, diarreas, un pis, etc…..Deberemos limpiarlo con la máxima urgencia, sobre todo para evitar que se acumule el mal olor. Limpiar con mocho, agua y jabón. También perfumar con ambientador y abrir las ventanas para ventilar la estancia.
Y hasta aquí nuestra serie de consejos para mantener un hogar limpio y con buen olor en el que podamos disfrutar de nuestras mascotas.